fbpx

Planeación de Mercadotecnia

Karina López | Marzo 16, 2022 | Lectura de 7 minutos

Todavía recuerdo cuando en las empresas se realizaban sesiones de planeación y se definía la visión a 10 años, luego a 5 y ahora solo es visión.  Lo mismo pasaba con la planeación de mercadotecnia que se definía para 3 años y ahora se realiza anualmente con objetivos trimestrales.

Hechos internacionales como la pandemia, la disrupción de las cadenas de valor y ahora la guerra en Ucrania y la inflación internacional y nacional, tienen a los equipos de mercadotecnia revisando su planeación periódicamente, ya que en muchas industrias los objetivos de ventas están siendo alcanzados o no, o el presupuesto para mercadotecnia ha disminuido o se ha incrementado.

¿Qué hacer?

1. Revisar los objetivos institucionales.

  • Los objetivos institucionales están siendo alcanzados o no.
  • Los objetivos de mercadotecnia están aún alineados a los objetivos institucionales o no.

Tomemos por ejemplo que el área de manufactura o producción va retrasada con el lanzamiento de un producto nuevo y por tanto tus objetivos de mercadotecnia se han desfasado, ya que o no pudiste realizar la campaña a tiempo o el producto no se colocó en el anaquel.

2. Revisar los objetivos de mercadotecnia.

Si el primero va bien, entonces tienes que investigar qué es lo que sucede en mercadotecnia que está impidiendo que logres los objetivos, ya que puede haber una o más causas para que esto ocurra:

  • Menos presupuesto para implementación.
  • Mala implementación.
  • Falta de tecnología.
  • Mala planeación en campañas.
  • Menos personal.
  • Otros.

3. Por último, hay que analizar si los factores que afectan los resultados son externos, porque si el entorno está cambiando como sucede actualmente, entonces hay que revisar tu planeación.

  • Analiza si la tempestad, es de tres días, tres meses o todo el año y si juega a favor o en contra del “core business” del negocio.
  • Actualiza tu plan: 
    • Qué acciones siguen funcionando tal cual como fueron diseñadas.
    • Cuáles hay que optimizar o mejorar a la luz del entorno.
    • Identifica cuáles actividades ya no funcionan.
    • Define acciones nuevas que puedes implementar.

4. Implementa, evalúa y optimiza.

Los planes son planes y no están escritos en piedra, por tanto deberás ser lo suficientemente flexible para poder adaptarlo a las circunstancias y tu equipo lo suficientemente ágil para reaccionar.

Recuerda que actualmente y con la velocidad del cambio impulsado por la tecnología, el que visualiza las oportunidades y se mueve más rápido llega más lejos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_MXSpanish